Otros factores
El efecto del estrés continuado radica en los efectos del mismo en el aumento del estrés oxidativo y en la formación de radicales libres.

El consumo abusivo de cafeína, particularmente en individuos sensibles a la misma, aumenta el estrés y los mecanismos oxidativos.

Los fuertes cambios hormonales en el embarazo, menopausia, o en el tratamiento de los cánceres ginecológicos afectan a muchos mecanismos que regulan los factores neurotróficos y el estrés oxidativo que pudieran afectar a la RP.

El tabaco y el consumo regular de alcohol aumentan las complicaciones vasculares de la retina. Particularmente, el consumo regular de alcohol daña el metabolismo lipídico del DHA, aumenta el estrés oxidativo y, además de los efectos sobre los vasos de la retina, aumenta la sensibilidad a neurotoxinas y la presencia de las mismas como el glutamato.

El alcohol y el tabaco se han asociado a mayor riesgo de degeneración macular en la población no relacionada con la RP, donde no se han encontrado alteraciones degenerativas como en la RP.

Los mecanismos degenerativos en la RP indican una posible mayor sensibilidad a los afectos neurotóxicos y vasculares producidos por estas sustancias en la retina.

La prudencia apunta a que se tenga particular reserva hacia el consumo regular de tabaco y alcohol, aunque sus efectos no se hayan estudiado particularmente en la RP.


 

© 2003 AARPE - Todos los derechos reservados